jueves, 11 de diciembre de 2008

SE APROVECHAN DE MI NOBLEZA

Mi empresa tiene una sede central y dos sucursales en el barrio de Montmartre, y un depósito de prensa en las afueras de la ciudad.
Hace diez días, durante una reunión de servicio, nos informaron que la gente del depósito estaba sobrecargada de trabajo y que, por ese motivo, los integrantes de la gran familia de Viapresse (Viapresse es el nombre de la empresa) nos íbamos a tener que turnar para ir a colaborar. Poco después, el jefe de mi departamento me hizo saber que los “seniors” habían constatado que yo era la única persona de confianza capaz de llevar adelante esa misión y que, por eso, habían decidido eliminar completamente el sistema de turnos y transferirme a mí como única representante de París en Sèvres (el depósito queda en la ciudad de Sèvres).
De manera clara y concisa, procedo a explicarles que me tomaron para el churrete. A ver, el trabajo del depósito consiste en cargar y descargar los diarios y revistas que llegan constantemente desde las editoriales, y en ordenarlos en las cajas que están distribuidas a lo largo y a lo ancho de los tres pisos que ocupa el lugar. El lugar, un galpón inmenso sin ningún tipo de calefacción (hoy tuvimos cinco grados bajo cero) está ubicado en una zona industrial en donde no hay negocios ni restaurantes en donde ir a almorzar al mediodía. Para completar el combo, la jornada laboral arranca a las ocho de la mañana (yo estaba acostumbrada a empezar mi horario de trabajo a las nueve y, como vivo enfrente de la empresa, solía salir de mi hogar a las nueve menos dos minutos).
Para llegar hasta Sèvres, puedo elegir entre hacer uso del transporte público (fue lo que hice el primer día pero -como tengo que hacer dos cambios de subte, tomar un colectivo y realizar una pequeña caminata- tardé una hora y media en completar el recorrido), o viajar durante veinticinco minutos en moto (una de las personas del depósito vive cerca de mi casa y se ofreció para llevarme). A pesar del miedo que me producía la idea de atravesar la ciudad en moto, terminé optando por este medio.
Así es como, desde hace aproximadamente diez días, tuve que abandonar el confort de mi oficina parisina y empecé a trabajar en un galpón.
De a poco, me fui enterando de los entretelones de la historia: como nadie quería hacer ese trabajo, los responsables de cada servicio se quejaron y pidieron que, en lugar de mandar a la gente de París, contrataran a alguna persona de afuera durante el período de las Fiestas (Diciembre es el mes en el que se hace la mayor cantidad de ventas). Por alguna razón que todavía no termino de entender, en lugar de contratar personal del exterior, decidieron mandarme a mí.
Algo para rescatar: el trayecto en moto, que tanto me atemorizaba, terminó fascinándome y, si bien a causa del viento y del frío, cada vez que llego a destino estoy completamente paralizada (parezco Clarita -la de Heidi- en periodo de rehabilitación), el viaje constituye uno de los momentos preferidos de cada jornada.
Aunque no me guste la idea, no estoy en posición de hacer reclamos ni de tratar de hacer valer ningún tipo de derecho*. Por ese motivo, tuve que aceptar la situación sin decir nada.
*Para los que no están muy en tema, como el Ministerio de Inmigración e Identidad Nacional rechazó el pedido de renovación de mi último permiso de trabajo, estoy a la espera de una respuesta al recurso jerárquico que mandamos pidiendo una revisión del caso.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

por ahora abrigate bien...asi disfrutas ese paseo en moto..y llevate vianda...cafe en un termo y un sandwich....suerte
lectora
desde monterrey
estoy con gripe y sin andar en moto...

ImagaZool dijo...

Las cosas se analizan en perspectiva, de cerca no se llega a ver el cuadro completo.

Seguro que ademas del precioso viaje en moto, traerá mas cosas positivas.

Narices frias y algo caliente al llegar a casa, por ejemplo.
Si eso no es bueno, que cosa lo es.
: )

Slds!

Malen dijo...

Ayyyyyyyy, qué friooooo! No, no, qué feooo! Yo me congelo de solo pensarlo. Pero bueno, por lo menos no tenés que ir en transporte publico, tortura, y podés hacerte unos buenos sanguches o sopa caliente, jje. Besote

Marisa dijo...

Que copados los Seniors che !!! (no los habra mandado el pelmaso de sistemas ??)
Quedate con el paseo en moto, ya te dije que de solo imaginarme es un placer, abriguese bien sra, y disfrute que este mes pasa rapido, y cuide sus energias para cuando llegue la renovación del permiso !!
Cariños !

Chopi dijo...

Que tal si vas tomando un te calentito cuando para en los semáforos!!!??? Paz-ciencia Rearte!disfrutalo, dejá que el aire te vuele el cabello, a otros se les vuela el cerebro..... un beso

Andre dijo...

Che, se equivocaron! creo que cuando dijeron contratar a alguien de afuera, no se quisieron referir a alguien de otro país...

Nena, ojalá que todo se solucione pronto! y ánimo! ya te veo en poco comprandote una moped... Besotes!

La Nueva Mrs. France dijo...

Gracias por los coments...To be completely honest...Toy muy cansada de la whole situation....

Ana María del Sur dijo...

Las mini-vacaciones serán la solución!!!
Ya faltan pocos días!!
Abrazos gigantes...

malefico dijo...

Sirva de ejemplo para los que creen que garcas hay solamente aca...

En los peores lugares de trabajo uno puede hacerse grandes amigos ;-)

La Nueva Mrs. France dijo...

MAMI Ana Maria: Tas contando los dias para mi visita a Argentina, eh ?! Je, je
Maléfico: al principio mis compas de trabajo me caian extremadamente bien. Gente simple, franca, directa...pero bueno, estoy tan cansada de la situacion que hoy me peleé con el que dirige el deposito (no discuti, eh ? me peleé redondamente). Patético enfrentamiento entre algo que parecia el director del colegio y la alumna de quinto anyo. O el mono y el duenyo del circo (yo obviamente vendria ocupando el puesto de mono)...Entré en el efecto Bola de nieve de la negatividad. Je porte la poise !! Que cambie la fase de la luna YAAAAAAAAAAAAA !!!!!!!!!!