jueves, 16 de abril de 2009

MARLEY Y YO

Hace unos días me reencontré con una amiga a la que no veía desde hacía por lo menos quince años. Elegimos un lugar, almorzamos, me presentó a su familia y, por supuesto, conversamos. Ella me decía que le hubiera gustado animarse a hacer lo que hice yo; a saber, armar la valija y largarme a recorrer Europa, hacerme la ‘nanny’ en Inglaterra, anclar en París, terminar de estudiar en la Sorbonne y trabajar en Francia.
Yo, en contraposición, le decía que mi situación actual (consecuencia de haber vivido siempre al día mientras hacía todo lo que hice) me daba un poco de inseguridad ya que, a diferencia de ella (y de otras personas de nuestra misma edad) volvía al país y no tenía absolutamente nada: ni casa, ni auto, ni perro, ni marido, ni hijos.
El silencio inicial y la consecuente carcajada fueron motivados por la enumeración del orden de prioridades. La casa antes que el auto, viene siendo algo bastante normal. El auto (y la casa) antes que el marido, ya da qué pensar. Ahora, el perro antes que el marido y los hijos...En fin, mejor ni hablar...

6 comentarios:

Sexo de perfil dijo...

Hola Adriana. Bien sabes que has vivido y eso es lo más importante.

No te preocupes por no tener cosas materiales y estar de nueva cuenta en Argentina sin nada de nada.

Si bien por un lado es catastrófico , tiene su parte positiva.

Quizá es momento que brindes a la juventud de tu país esa vena que te llevó tan lejos y te seguirá llevando lejos, quizá es momento de brindar un legado a otros de tu experiencia de viaje.

Yo tomé la mochila en 2007 y estuve 87 días en Europa, fueron los mejores días de toda mi existencia.

En este momento no tengo empleo y estaba llorando hace un rato, aunque no hay que llorar porque arriba del escenario vamos a lucir mal...

Yo canto y tú actúas, así que sigue tus instintos Adriana, ya que nunca fallan.

Muchos besos, saludos, fortaleza y alegría desde México.

Malen dijo...

Al principio también largué la carcajada. Pero después me di cuenta de que es totalmente logico, porque sigue un orden practico. Pero todo el mundo sale mal parado con las comparaciones, opciones que uno hace y lo que uno se imagina que podria haber sido. Te entiendo y te mando un beso

Alicia Seminara dijo...

En vez de preocuparte por el orden en que lo dijiste, está bueno que lo tomes como tu lista inconsciente de prioridades... Y está bien!

Fijate, leé tus prioridades y fijate si acaso no es el mejor orden para lograr todo eso?

Suerte, conseguí todo eso y en ese orden.

Marisa dijo...

Yo creo que elgiste No seguir el camino establecido y tomaste otra ruta...ni mejor ni peor..simplemente diferente..
La casa fueron tus sueños, el auto tu ruta, el perro toda la gente que fuiste conociendo, tu marido los amores encontrados y desencontrados, y los hijos tus recuerdos de lo vivido.-
Besoss !

Imaga dijo...

A L U C I N A N T E tu curriculum vitae.

Yo hice otras cosas, porque privilegie la casa, el auto, el marido y el perro (que en mi caso fue gato).
Pero cada dia me pregunto si todavia estare a tiempo de colgar todo y hacer lo que vos hiciste.

Anónimo dijo...

adri! Soy yo Gaby Galiana. Perdona mi desaparicion... Te tuve siempre presente todo este tiempo y tratando de encontrar un momento para contactarme con vos. Me mude hace 10 días y estoy todavía acomodandome y trabajando a full para pagar los gastos y alquiler... Obvio de sacar un crédito ni hablar. Escribime a gabrielagaliana@yahoo.com o hotmail.com así recuperamos la comunicación y nos vemos pronto. Besos y ya sabes lo que opino de la casa, el auto, el perro, el marido y los hijos.....
Gaby