domingo, 19 de julio de 2009

TIEMPOS MODERNOS

Desde hace algún tiempo, empezaron a aparecer distribuidores automáticos de jeringas descartables en algunas esquinas de las calles de París. Al depositar una jeringa usada en la máquina, la misma devuelve una ficha que permite retirar una nueva.
Un cartel aclaratorio indica que “el dispositivo no tiene por objeto promover el uso de estupefacientes sino el de contribuir a la lucha contra la hepatitis y el sida”.
Generación X.

4 comentarios:

Marisa dijo...

mmmm....extraño che!

Chopi dijo...

msí,es como una pausa...

Miss Mundo dijo...

Very strange.
Pero seria una pausa con respecto a qué..??

Chopi dijo...

a no saber bien que hacer en estos tiemposssss