martes, 24 de marzo de 2009

BELLA REALIDAD

El domingo pasado fui a dar un par de vueltas por el Museo Nacional de Bellas Artes y por el Palais de Glace. Entre las muestras que habían organizado en el Palais, había una titulada ‘Recomienzo del mundo. La imaginación estética en personas con discapacidad’.
Esta exposición estaba organizada por la Comisión Nacional Asesora para la Integración de Personas Discapacitadas (CONADIS) y exponía dibujos, pinturas y esculturas realizadas por chicos discapacitados, de 10 a 19 años de edad.
Dos de los dibujos que decoraban los pasillos del lugar me sacaron una sonrisa y me hicieron reflexionar. En el primero, la tristeza que provoca el paro de la gente del campo se ve reflejada en el tamaño de las lágrimas de cinco vacas que esperan al borde de una ruta cortada (las lágrimas son casi tan grandes como las ubres de cada animal, cada vaca tiene -indefectiblemente- dos ubres y tres lágrimas…); en el segundo, una lluvia de billetes verdes cae sobre las cabezas de un grupo de manifestantes que, con la ayuda de algunos carteles, expresan su malestar frente al panorama económico actual. Una de las pancartas pide (¿a quién??) que: “Arreglen" el dólar. Desde el cielo celeste y blanco del dibujo, el sol no deja de brillar.

3 comentarios:

Loli Martinez dijo...

Hola Adriana,los niños expresan mediante dibujos aquello que oyen de sus mayores,de sus amigos.....
EStos dibujos dan lugar a la reflexión.Me transmiten inocencia frente a un mundo en movimiento.
Un beso.

Imaga dijo...

Señorita Rearte!
ud tiene la misma hoja de ruta que yo!
Tengo pendiente ese paseo.
Ayer fui a la visita guiada del Malba. Para mi sola. Un placer.

La prox que ande por un lugar así, si se siente observada...puede que sea yo. No se impaciente y salude. : )

Slds!

Madame Le Monde dijo...

Loli: Coicncido. La inocencia de los Ninyos y la mirada desestructurada y libre delos Locos. Inocencia y Libertad. Modelos para Reflejar y reflexionar.
Imaga: Me ha contagiado las ganas del Malba. Empezaré a prestar mas atencion y espararé la cruza del saludo.