miércoles, 6 de agosto de 2008

POCO PROFESIONAL

Lo que más me gusta de mi trabajo son los regalos que nos hacen los socios (los últimos que recibí fueron una lámpara de noche, una agenda de cuero, una lapicera y un reloj), los brindis, los cocktails, los desayunos de trabajo (no por el trabajo sino por los croissants y los pains au chocolat), las reuniones de servicio (no por las explicaciones detalladas que recibimos de parte del Jefe del Servicio sino por los cuadernos y las biromes que nos dan para tomar nota) y la posibilidad de leer -de manera gratuita- los diarios y revistas de cada día.

6 comentarios:

Ana María del Sur dijo...

Ah...Los pains au chocolat!!
Qué ricos!
Qué bueno lo de los regalos empresariales. y las reuniones de trabajo con café y croisant...
En me trabajo, de eso, ni se habla...

Matu dijo...

Que bueno! Hay que incentivarse con algo... Yo ya estoy esperando la caja de Navidad...

Andre dijo...

ay que bueno! a mi me regalan... más trabajo!!!

Mrs. France dijo...

Mati: Aca no hay caja de Navidad. Ni siquiera hay aguinaldo!!
Ana Maria del Sur: Tu regalo es el amor incondicional de las blancas palomitas (como Jacinta Pichimagûida)!
Andre: I don’t know what to say...Algun desayuno de trabajo con una cup of tea y Donuts incluidos tienen que tener !!

Matu dijo...

See, lo sé, son unos amargos! jeje.
Cuando cumplen años, vuelven de vacas no llevan nada??

Mrs. France dijo...

No...Bueno, yo una vez traje alfajores de Argentina pero, como no les gustaron (los encuentran muy dulces) ahora siempre traigo Bon-o-Bons. Una chica de Senegal trajo datiles. Los Frenchus (por lo menos los de mi empresa) no son muy...no piensan en eso. Para los cumples, nada de nada.
La costumbre (en mi oficina) es hacer regalos cuando alguno tiene familia o cuando alguno se va definitivamente de la empresa.