jueves, 14 de agosto de 2008

PROPIEDAD PRIVADA

Una de las cosas que más me sorprendieron de mi última visita a Alemania fue la cantidad de buzones para recibir correo que dan a la calle. En París, los edificios tienen los buzones adentro del palier y cada propietario retira su correspondencia con una llave interna*.
En Alemania, los buzones dan a la calle y, aunque las cartas y los diarios recibidos sobresalgan de cada casilla, ningún transeúnte los agarra.
*La semana pasada, a una amiga francesa que vive en París, le rompieron el casillero interno y le robaron todas las cosas que tenía adentro, incluida una revista mensual de Tenis que yo le hago llegar cada vez que puedo.

3 comentarios:

Matu dijo...

Y si llueve?? Se moja todo...
Esteticamente no queda muy pintorezco...

Ana María del Sur dijo...

Mmmmm...Son diferentes costumbres.
En Comodoro Rivadavia, el cartero puede abrir las cartas, y...quedarse con el contenido, si le agrada...

Mrs. France dijo...

No habia pensado ni en la lluvia ni en la parte estética. Lo que mas me llamo la atencion fue la confianza que tiene cada persona en los que pasan por la calle que es, finalmente, lo que permite la implementacion de este sistema.