miércoles, 9 de abril de 2008

PSICOLOGIA FERRATO-OLFATIVA

Hace poco me diagnosticaron un principio de anemia. Me recetaron pastillas de hierro y una buena alimentación (carne de vaca, guiso de lentejas, ensalada de espinaca cruda y brotes de soja...). Después de leer los posibles efectos colaterales de la receta, descarté el medicamento y me propuse mejorar mi alimentación.
A la mañana salgo siempre a las corridas; antes de entrar a la oficina me compro una latita de Pepsi Max y galletitas; ese es mi desayuno.
Al mediodía voy a la única rotisería del barrio en busca del plato fuerte de la jornada. “Chicken Family” vende únicamente productos derivados del pollo (bah, en realidad no existen los productos derivados del pollo; estamos hablando de un pollo y no de una vaca, o de un chancho). El punto es que todos los platos están fabricados a base de pollo; nada de carnes rojas por ese lado.
Cuando llego a casa, por lo general no encuentro gran cosa para comer (los supermercados ya están cerrados) así que siempre termino yendo enfrente a comprarme un BigMac (¿las hamburguesas de McDonalds no tienen hierro?) o comiendo cereales con leche.
El lunes pasado me encontré con una cacerola eléctrica arriba del escritorio de la oficina. Un compañero de trabajo, que se había enterado de mi problema de anemia, y que ya conocía mis dificultades para cocinar en un monoambiente de 9 metros cuadrados, me había dejado el regalo. Muy linda sorpresa. Merci, c’est gentil, il ne fallait pas, tu n’aurais pas du... Lo que se estila, quoi. Me fui de la oficina bastante conmovida. Cuando llegué a casa, miré un poco el lugar y traté de adaptar el ‘script’ a la realidad. ¿Ponía la cacerola arriba de la cama o sobre la mesita de luz? ¿Sobre de la computadora portátil o adentro de la cabina de ducha? Después de pensar un poco, guardé la cacerola en su cajita y la metí abajo de la cama.
Empecé a tomar el remedio. Los efectos colaterales mencionados en la receta nunca se manifestaron. However, desde hace un par de días, tengo la impresión de tener olor a hierro. Huelo a hierro. A lo mejor es mental. Efecto ferroso. Emanación mental. Necesito un psicólogo.

12 comentarios:

ann dijo...

Totalmente mental.
Lo que si me parece es que te está haciendo mal al marote!!
para empezar la aseosade desayuno me repugna!, podrías cambiarla por un yogur??? el almuerzo no parece mal y la cena ..midio la cena!!!!!basta de comer esa mierda!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
La olla elecrica siempre sirve para tapar goteras y/o hacer de valde.

italo_argentina dijo...

No puedo creer lo del desayuno! igual que los belgas, con la Coca-Cola debajo del brazo en el metro' a las 8 AM! nooo!
nena, tenes que comer mejor! :o) (imaginate como te lo digo, no? retandote!). pero bueno, el comer es una disciplina y cuesta cambiar o adaptarse...
Mi mama' tambien tomaba unas botellitas de hierro y nos decia siempre que que' gusto de porqueria, "parece que me como un pedazo de caño"! asi que es normal...

Anónimo dijo...

Lo mejor es comer sano....la comida no es solo placer es tambien medicina.Deja de lado tanta chatarra y alimenta tu cuerpo.
Te lo dice una minacon tendencia a la anemia...
Lectora de San Francisco

Matías dijo...

Como te entiendo.. es difícil alimentarse correctamente..
Hacerlas 4 comidas diarias,comer carne, verduras, frutas, lácteos, cereales, huevos, tomar mucha agua, no beber mucho café o gaseosas, no comer mucha harina o grasas o comida chatarra, etc, etc.
It´s too hard !!
PD: Con la pepsi a la mañana te zarpas. Yo en cambio me tomo 3 cafés.
PD2: Si usas la olla eléctrica para tapar goteras asegurate de que este desenchufada.

ann dijo...

es cierto!!
desenchufa la olla!
tenes que comer bien, tenes que comer bien... dejame que te alimente en baires cuando vengas...
lo máximo que te puede pasar con el hierro es que te de un poco de cagadera, asi me pasaba durante el embarazo cuando tomaba hierro.

maria dijo...

Me uno a la protesta general: Tienes que dejar de tomar coca-cola en el desayuno por respeto a tus lectores.

Ana Maria dijo...

LA COMIDA CON APORTE DE HIERRO ESTA PREPARADA Y A DISPOSICION
PUEDES PASAR A BUSCARLA CUANDO QUIERAS...SIEMPRE QUE LA GENTE DEL CAMPO NO INSISTA EN CUMPLIR SUS PRIMESAS

Elvi dijo...

Mmm, gaseosa en el desayuno?, ya me duele la panza, no te llena de gases?. Una oportunidad a las espinacas crudas, please!, yo siempre tuve tendencia a estar anémica hasta que empecé a comerlas y santo remedio.

Mrs France dijo...

Gases y cagadera???!!! Nadie mas quiere hacer alguna otra pregunta de índole intestínico-personal????Hagan la lista así después organizamos la conferencia de prensa y contesto todas las interrogaciones juntas. Non mais, pst…Il ne manquerait plus que ça...

Leticia Sofiro / Chopi dijo...

Obvio que el big mac no tiene hierro entre otras que tampoco tiene y otras que tiene y que no quisiera saber. Me uno al NO a la gaseosa por la mañana. Te entiendo en la cuestión del gusto del hierro, es como chupar un clavo oxidado. Percibo que tal vez, como quien no quiere la cosa de la anemia, te pidas una sesión con un analista, aunque sea para analisar el tema de la gaseosa, que es lo que genera los gases en el marote y que esas burbujitas son las que a la larga molestan, vió? jaja
Hay lentejas o lentejones en París? Andá por ese lado que es mejor que la carne roja. Beso

Mrs France dijo...

Gracias Chopi, Ahora entendi..Lo mio es un clasico problema de gasificacion mental. Los buenos diagnosticos solucionan todo. Ahora ya esta. Un par de sesiones y me curo.

Mrs France dijo...

By the way, sigo oliendo a fierro..