lunes, 23 de junio de 2008

LE PASSE-MURAILLE

Ubicada cerca del Sacré Coeur, en una de las plazas de Montmartre, la estatua le rinde homenaje a uno de los relatos que publicó en el año 1943 el escritor francés Marcel Aymé. La historia cuenta las aventuras y desventuras de un modesto empleado administrativo que, al descubrir su capacidad para atravesar paredes, decide utilizar el don para realizar robos menores y escabullirse rápidamente. Como el poder desaparece de manera imprevista durante una de sus andanzas, el protagonista queda atrapado adentro de un muro.

3 comentarios:

Andre dijo...

Espectacular! super ingenioso!

Alicia Seminara dijo...

Ay, no bien vi la foto pensé que era un homenaje a Discépolo! No es igualito!?!?!?

Mrs. France dijo...

Ay, no se me habia ocurrido pensar en Discepolin...Pero tenés razon !!!!!!